TAI CHI CHI KUNG

El TAI CHI CHI KUNG es una técnica taoísta que nos enseña a movernos con todo nuestro cuerpo integrado estructural y energéticamente.

El trabajo con el Chi o la energía se llama trabajo interno. Esto permite que el cuerpo se mueva como un todo. La base del entrenamiento para dominar la estructura interna es la meditación energética. En esta práctica, aprendemos a comprimir suavemente la energía para guiarla a través de los meridianos del cuerpo alineando el cuerpo con la fuerza de gravedad, de forma que la persona queda enraizada estructural y energéticamente.

El Tai Chi ayuda a mejorar la postura y genera un estado de autoconsciencia que nos ayuda a percibir el movimiento de la energía dentro de los meridianos, así como en la estructura de huesos, tendones, órganos y glándulas por los que se mueve la energía.

El Tai Chi fortalece el sistema nervioso. La fuerza vital en forma de impulsos electromagnéticos se expande por todo el cuerpo mejorando la circulación energética y eliminando el estrés y la tensión frutos de una respiración acelerada y superficial.

La respiración profunda nutre la fascia o el tejido conjuntivo que es un tejido que se extiende por todo el organismo y envuelve a los órganos, músculos, tejidos y huesos conectándolos mutuamente. Este tejido se extiende a cada una de las células uniéndolas con el resto del organismo. Las propiedades bioeléctricas y bioquímicas de este tejido dan lugar a un enorme sistema eléctrico de comunicación corporal.

La práctica del Tai Chi Chi Kung también nos ayuda a fortalecer nuestros tendones relajando los músculos, para que los tendones den el soporte a la estructura del cuerpo, y si los músculos se relajan, el tejido conjuntivo puede transportar impulsos eléctricos y fuerza vital con mayor eficiencia. De esta forma, la flexibilidad de los tendones y la fuerza vital pueden proporcionarnos la fortaleza interior que necesitamos.

En el Tai Chi, al permanecer enraizados en cada movimiento, aprendemos a centrarnos tanto mental como emocionalmente. La persona se siente alineada y capaz de concentrar su fuerza, para que todas las partes de su estructura trabajen juntas e integradas. Al mantener un equilibrio y estabilidad en todos los movimientos, la energía se mantiene en el centro de gravedad, en la parte baja del torso, permitiéndonos movernos alineados con las fuerzas celestes y terrestres. Esta posición centrada y conectada con el cielo y la tierra, mantiene en equilibrio las emociones y la mente. Al mantener la mente centrada en el centro de gravedad, los movimientos dirigen equilibradamente la energía vital hacia cualquier lugar que nuestro cuerpo necesite. Esto nos permite movernos fácilmente hacia la dirección que marca nuestro interior, tomando decisiones de forma consciente y equilibrada.

En el Tai Chi, respiramos con la parte inferior del abdomen. Cuando la respiración es amplia, nutre los riñones y fortalece la columna vertebral mejorando así el funcionamiento cerebral. La respiración está ligada al cerebro y a la conciencia, aportándonos la calma y la relajación tan necesaria para afrontar cualquier aspecto de nuestra cotidianidad.

La respiración abdominal también favorece la circulación sanguínea, reduciendo la carga de trabajo del corazón, pues ayuda a que la sangre venosa regrese a los órganos. De este modo, la parte baja del abdomen funciona como un segundo corazón.

Durante la práctica del Tai Chi Chi Kung, combinamos la respiración abdominal con la condensación de la respiración, contrayendo ligeramente los músculos anales, sellando la parte baja del cuerpo, para evitar fugas energéticas.

Con esta práctica, sentimos crecer gradualmente una cantidad de energía en nuestro interior que haremos circular por los meridianos del cuerpo hasta que decidamos almacenarla en nuestro centro de gravedad. Cuando el cuerpo se abre y la energía comienza a fluir, sentimos la grata sensación de respirar con todo el cuerpo, moviéndonos con gracia, soltura y libertad.

Anuncios

Ánimate, tu opinión es importante para nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s