LA SANACIÓN CREATIVA

La sanación creativa nos involucra en un proceso de autotransformación dándonos acceso a estados ampliados de conciencia que modifican patrones mentales, emocionales y físicos.

Cuando confiamos en nuestra capacidad de autogestión, permitimos que las zonas afectadas por un desequilibrio se reestablezcan de forma integral recobrando su estado de armonía, pues la salud y la enfermedad representan el resultado de nuestro nivel de consciencia.

La enfermedad es una oportunidad para aprender algo que todavía no hemos integrado, para darle un sentido de plenitud a nuestra vida. Se refleja en el cuerpo físico por un desequilibrio entre el alma y la personalidad, así cuando la energía del alma es dirigida por una mente clara y equilibrada, estructurada en todos los niveles y alineada, nuestro eje de consciencia manifiesta las cualidades del alma como la fuerza interior, la templanza ,la paciencia, la ecuanimidad, el desapego, la voluntad, la disciplina, el discernimiento, la certeza, la asertividad, la gentileza, la compasión, el respeto, el silencio interior… pues el alma es nuestra conciencia.

Hipócrates nos enseña que las fuerzas naturales se encuentran dentro de nosotros y son las que verdaderamente curan las enfermedades, y la enfermedad es la aparición de un desequilibrio en nuestra vida que afecta no solo a la persona sino también al conjunto de seres humanos, pues entre todos, formamos el entramado humano.

Las personas cuando estamos saludables sentimos mayor satisfacción, entusiasmo y confianza en nosotros y en la vida y en nuestros actos, mejoramos nuestra cotidianidad, pues al tener mayor energía disponible, incrementamos nuestro grado de consciencia, alcanzando la máxima expresión de nuestras potencialidades.

En la sanación psíquica, observamos las características de la personalidad que nos alejan del estado de equilibrio, estructuración y fluidez, de forma que podamos alinearnos y ganar coherencia en nuestro campo de conciencia ganado también en fluidez. Esto nos permite sintonizarnos a través de la intuición, para conectarnos de forma alineada con la totalidad. Para que esto se dé, la persona ha de estar alineada con su alma en el aquí y ahora, para buscar en el campo cuántico donde se encuentra toda la información, las cualidades del alma que necesita recordar para restaurar su equilibrio interno.

La autosanación de los chakras, nos permite armonizar nuestros centros de energía y ordenar los cuerpos físicos, etérico, emocional, mental y causal. En este encuentro equilibramos el primer y séptimo chakra, para integrar la personalidad y el alma en una unidad consciente.

La sanación cósmica taoísta es un sistema de prácticas que nos enseña a revitalizar el organismo mediante ejercicios de respiración, visualización y sanación. Las enseñanzas para este retiro serán las de aprender a calentar la estufa, transformar la energía sexual, la respiración ósea y la purificación de la médula de los huesos, la órbita microcósmica, la utilización de la energía de sanación en forma de espirales, la respiración sacra y la sanación cósmica.

La sanación esenia es una técnica milenaria basada en las enseñanzas de Jesús, en donde las manos aprenden a sentir y armonizar las energías del aura y los centros energéticos, realizando una limpieza energética de la columna vertebral para liberar viejos patrones inconscientes que bloquean el libre fluir de la energía. En este encuentro aprendemos a liberar las viejas memorias del coxis.

La remodelación cerebral delfínica nos ayuda a conectar con la conciencia cetácea basada en el amor incondicional. La energía de los delfines tiene una cualidad eléctrica, que al ser invocada, viaja como un rayo a través del agua del mar impactando cada célula del cuerpo como una especie de descarga que remueve el material tóxico de las células eliminando bloqueos. En este encuentro profundizamos en la espiral de luz que nos une a nuestra alma, la espiral arco iris de la matríz del alma, y el encendido de la plantilla Ka que contiene el mensaje del alma para cada persona.

La visualización curativa enfoca la intención en un estado de relajación absoluta sintiendo la confianza de que aquello que visualizamos se materializa, pues los sentimientos y pensamientos focalizados unifican la atención y la intención, dirigiendo la energía para transformar la realidad, dibujando nuevas líneas o posibilidades de manifestación en la realidad cotidiana.

La meditación nos permite adentrarnos en nuestra conciencia y desde un estado de profunda entrega, observando sin juzgar, contactando con el interior, escuchar y sentir la comunicación y el contacto con el alma. En esta ocasión sentimos en nuestro interior la espiral de la vida a través de la meditación activa en movimiento seguido de un tiempo de silencio y quietud interior, sintiendo la manifestación de la espiral en nuestro interior.

La sanación arquetípica de las 13 madres originales proviene de las madres Kiowa de la rueda medicinal de los Sénecas de la tradición amerindia, y nos enseña los 13 ciclos de la verdad. La persona en su concentración en soledad, invita a una de las madres del clan, en este caso la tejedora, al silencio de su espacio sagrado, para recibir sus enseñanzas y recibir la fuerza vital que nutra las semillas de sus sueños.

En este viaje interior de sanación, conectamos con todos nuestros potenciales para sanar y fluir en armonía creando conscientemente la realidad día a día.

Anuncio publicitario
A %d blogueros les gusta esto: