MINDFULNESS ARMONIA DE LA MENTE Y EL CORAZÓN

El Mindfulness nos muestra una manera de vivir la vida desde una actitud de aceptación sin juicio de cualquier evento que nos ocurra, de manera que podamos observar qué función cumple ese acontecimiento en nuestro caminar, qué significa, para qué lo estamos atrayendo y qué podemos aprender de ello. A través de la respiración consciente y la auto observación, llegamos a entender cómo creamos inconscientemente situaciones de conflicto. Nos damos cuenta de que los juicios que hacemos hacia fuera son los juicios que nos hacemos a nosotr@s mism@s, fruto de nuestras creencias limitantes y emociones no resueltas.

Cuando proyectamos hacia los demás lo que no nos gusta de nosotros mismos, sin darnos cuenta de que lo tenemos en nuestro interior pero sin aceptarlo, vemos el problema en el otro y le hacemos sentir culpable, manteniendo así, la rueda insaciable de dolor y sufrimiento, pues aquello que vemos fuera, es la interpretación de nuestro propio estado mental, nuestras creencias, ideas y pensamientos.Al interpretar lo que ocurre a nuestro alrededor, quedamos atrapados en nuestras propias ideas y enganchados a nuestras interpretaciones, para seguir proyectando y creer así, que somos las víctimas de las circunstancias adversas de nuestra vida, en vez de mirar hacia adentro y hacernos conscientes de lo que atraemos y creamos a través de nuestras acciones.Cuando nos hacemos conscientes del juego emocional y mental en el que estamos metid@s, nos perdonamos a nosotr@s mism@s, por no haber sabido funcionar desde la libertad y la coherencia interior y nos liberamos del estado interno de dualidad que cataloga las cosas en buenas y malas y crea de esta forma, la sombra que luego se proyecta al mundo. Desde ese estado de perdón y entendimiento de un@ mism@, una sensación interna de libertad, amor y gratitud se despierta paulatinamente y empezamos a conectar con nuestro potencial interno, para acceder al campo cuántico de todas las posibilidades, pues hemos conseguido cambiar el enfoque de nuestra consciencia. Al ser capaces de mirar hacia adentro, respirar, fluir, escucharnos compasivamente, comprendernos y perdonarnos, abrimos las puertas del reconocimiento hacia nuestro interior y emprendemos el camino de la acción consciente, pues nos hemos unificado desde el entendimiento y la aceptación incondicional, llegando así a un estado de equilibrio interno, liberándonos definitivamente del estado de dualidad, pues al integrar lo que nos sucede, sin juicios ni interpretaciones, liberamos las viejas heridas y nos volvemos libres. Así, al mirar hacia adentro y comprender que somos nosotr@s l@s que creamos nuestras propias vivencias, nos conectamos con nuestro interior, aprendemos a escucharnos con atención, a sentarnos en silencio para ser capaces de observar, sentir y comprender lo que en cada momento acontece, para volvernos cada vez más conscientes y ser capaces de encontrar soluciones creativas en pos de nuestra propia felicidad.