Tai Chi, Chi Kung y Meditación

TAI CHI, CHI KUNG Y MEDITACIÓN

El Tai Chi es un arte marcial que combina el movimiento lento, atento y centrado con la respiración, para ayudar al cuerpo y a la mente a relajarse, sanar, nutrirse y armonizarse.
El Chi o la energía vital es generada por los órganos internos y circula por el cuerpo para quedar después almacenado en las capas de tejido conjuntivo y proteger los órganos internos del cuerpo, por eso combinamos primero el Chi kung para incrementar la energía vital en los órganos y potenciar así la auto-curación, para después poner en movimiento toda esa energía generada y expandirlo por todos nuestros canales a los huesos, tendones y glándulas corporales.
La fuerza vital de una persona depende del buen funcionamiento de sus glándulas endocrinas de forma que nuestro cuerpo reciba un flujo armónico de hormonas. Ese flujo de hormonas fortalece el sistema inmunológico y equilibra el cuerpo y la mente.
Cuando introducimos alimento en el cuerpo que por falta de ejercicio o exceso de ansiedad no es utilizado, se convierte en grasa que se almacena en las capas externas del tejido conjuntivo. Esta grasa entorpece la circulación del Chi y los huesos, tendones, glándulas y órganos quedan faltos de energía vital lo cual, poco a poco, va generando las distintas enfermedades según dónde se manifieste esa carencia energética vital.
La práctica del Tai Chi y el Chi Kung ayudará a fortalecer el cuerpo, activar el sistema sanguíneo, nutrir los músculos, tendones, huesos y órganos, equilibrar y vitalizar el sistema nervioso, favorecer el centramiento personal alineando el cuerpo con las fuerzas de gravedad, facilitar el proceso de arraigamiento para que un@ pueda sentirse segur@ ocupando el lugar que le corresponde, liberar las emociones negativas y serenar la mente.
Empezamos soltando las articulaciones, para que la energía fluya libremente por el cuerpo, luego, a través de ejercicios de Chi Kung (gimnasia energética china), nutrimos los órganos del cuerpo, fortalecemos la espalda y energizamos con diversas técnicas de respiración, el cinturón pélvico, la caja torácica y las cervicales, para a través de los movimientos armónicos del Tai Chi, favorecer la elevación de la energía a lo largo de la columna vertebral. Esta energía nutre el cerebro, favoreciendo la capacidad de estar activ@ de una manera serena y relajada en la vida cotidiana.
Finalizamos con diversas técnicas de meditación y respiración para armonizar la mente y el espíritu.

Anuncios

Reconciliación

RECONCILIACIÓN
¿Qué significa vivir en armonía?
Cuando un@ decide dar un cambio en su vida es porque no está del todo a gusto en su situación actual. Es posible que la persona viva en un ritmo de presiones internas y externas que le incomodan y bloquean su verdadero potencial, para vivir conscientemente en la forma que desea.
Esta persona está pidiendo un tiempo de reconciliación con sus propias p
ercepciones y visiones internas, para contactar con aquellas dimensiones internas que permanecen dormidas y que le conectan a la posibilidad de existir en diferentes formas más creativas y satisfactorias.
Cuando un@ se para a observar su memoria celular, las enseñanzas y aprendizajes que hasta ahora ha recibido se hacen patentes y también resurgen las polaridades que todavía no se han integrado, llevando a la persona a repetir una y otra vez, de forma mecánica, los comportamientos basados en antiguas creencias limitantes, que le conducen a una insatisfacción vital. Pero cuando un@ se plantea qué tipo de realidad ha atraído a su vida y cómo lo ha hecho, puede llegar a revivir y entender los patrones subyacentes de culpa y exigencia y recoger su propio poder, para a través de un proceso de perdón hacia esa parte que todavía no puede salir de su círculo vicioso, recuperar su propio poder, escuchar su verdadera necesidad y a través de un proceso de reconciliación, integrarse en el ser multidimensional que uno es, dándose cuenta que la aceptación y la integración, es el camino de la armonía interio,r que le llevará a un estado de alineamiento de su personalidad y su alma.
Esto es lo que le proporcionará una amplitud en su capacidad perceptiva y un estado de empoderamiento que le permitirá hacer uso de su intuición y su intención, para crear la vida que siempre ha querido, pues vivir en armonía supone un estado de confianza en la existencia y presencia en cada momento y situación, para afrontar con templanza y claridad, las diferentes oportunidades que la vida le ofrece.
Las emociones internas se reconcilian dando lugar al florecimiento de las verdaderas potencialidades, para ser capaz de llevar a cabo el acto creativo que le permitirá acceder a la realidad multidimensional de su ser, para experimentar y abrir caminos con una visión amplia y una armonía en el sentimiento interno, para poder materializar la intención de cada un@ en un trabajo en grupo en beneficio para un@ mism@ y para los demás. Sabiendo que un@ es consciencia en armonía interactuando con otros en el placer de existir.

Talleres 1º trimestre 2014

 ITACA Albergue de Salud


15 y 16 de Marzo

ITACA, Albergue de Salud, Cantabria

Sanación en Primavera, limpiar, sanar y reequilibrar el hígado y la vesícula biliar

5 y 6 de Abril

ITACA, Albergue de Salud, Cantabria

Mindfulness y el éxito laboral

Semana Santa
17, 18, 19 y 20 de Abril
Itaca Albergue de Salud
Tai Chi, Chi Kung y Meditación
 
7 y 8 de Junio
en ITACA Albergue de salud
Presencia y Escucha
Un camino hacia la Reconciliación

  Información y contacto                                                                                                                                                    http://www.saluditaca.es

             https://casaruralmeditacion.wordpress.com

   https://www.facebook.com/itaca.alberguedesalud?ref=tn_tnmn

 

               649 629 077 Olatz              639 154 030 Germán

Presencia y Creatividad

Presencia y Creatividad

                

PRESENCIA Y CREATIVIDAD
La presencia es el arte de ser un@ mism@, en aceptación total, fluyendo en la alineación del ser, sentir y actuar. En este proceso, la persona va cultivando la honradez en su sistema de valores internos, actuando desde la escucha de su voz interior, siguiendo aquello que considera, desde su más profundo sentir, experimentando cada situación que la vida le ofrece con total entrega, sintiendo qué hacer en cada momento con consciencia y entendimiento.
Cada experiencia vital es una oportunidad para experimentar todas nuestras capacidades y darnos cuenta de qué es lo que nos gusta y deseamos cambiar, pero esa capacidad de percatarnos de lo que somos, sentimos y deseamos, se colma cuando vivimos cada situación tan profundamente que nos disolvemos en el acto, haciendo que la persona desaparezca y nos unamos con todo lo que es en cada instante.
Cuando nos atrevemos a ser enteros, sentimos la experiencia de ser uno, pues el sentimiento interacciona con el pensamiento y se unifica en un acto contundente y consecuente. Sentimos cada sensación, nos concentramos en ella, nos volvemos aquello que sentimos y manifestamos esa sensación interna con todo nuestro ser. Dejamos que esa sensación se instale en nosotros, nos damos el tiempo de respirarla, sentirla y de percatarnos de ella y luego, una vez colmados de ella, la expresamos.
Cuando nos centramos en nosotr@s mism@s en vez de llevar la atención hacia lo que está ocurriendo fuera, hacia la persona o situación que genera nuestro sentimiento o emoción, conectamos con lo que realmente sucede en nosotros, comprendiendo que los demás, solamente son personas o situaciones que provocan que lo que está dentro de un@ mism@ se exprese. Así, un@ puede darse cuenta más conscientemente de lo que siente en su interior, para realmente hacerse cargo de ello, si no, la mente se aferra a sus percepciones, y al no darnos el tiempo para sentir, observar, darnos cuenta de lo que sentimos y qué de nosotros mismos lo provoca, proyectamos hacia fuera nuestra propia película y hacemos culpables a los demás o a las circunstancias externas para justificar y razonar ante los otros nuestro punto de vista y así, tratar de convencerle al otro de que él o ella es el culpable o el agente de nuestro dolor o nuestra felicidad, perdiendo así la oportunidad de ser consecuentes con nosotr@s mism@s, hacernos cargo de lo que sentimos y darnos la libertad de cambiar y tomar la dirección que deseemos, fruto de nuestra convicción interior y nuestro asentamiento personal.
Cuando nos damos cuenta que nuestro verdadero ser está más allá de nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestra mente, conectamos con nuestra conciencia en estado esencial y entendemos que esa conciencia es la que se proyecta hacia el exterior identificándose así con la forma.
Al entrar en la consciencia interna, un@ llega a percibir ese vacío en el silencio interior. Entonces estamos presentes, en la atención plena de todo, en la intensidad del momento presente. Desde este estado del ser, empezamos a observarnos y observamos a esa parte de nosotros que piensa, esa parte que interpreta en base a una asociación entre un pensamiento, un estado de ánimo, un miedo interno, una convicción, una necesidad, un deber, una imposición propia etc…, pero en el momento en el que empezamos a observar, se activa un nivel de conciencia mayor, abriendo la posibilidad de conectar con aspectos mucho más creativos de nosotr@s mism@s , pues al hacernos conscientes de nuestro momento presente, creamos un espacio sin mente en el que podemos permanecer alertas y conscientes en un estado meditativo, que es el estado que nos permite ser en totalidad y este estado de no mente es el que nos permite pensar creativamente.
La mente funciona automáticamente; piensa, hace asociaciones y proyecta, pero no es creativa, por eso repetimos constantemente acciones y reacciones que nos provocan insatisfacción. Esta insatisfacción produce ansiedad, y la ansiedad, provoca rabia, producto de un descontento interior. Eso conecta con el miedo a ser, actuar y hacer daño, con lo cual volvemos a plantearnos: “ qué pienso y qué he de hacer en esta situación?”, pero nos enganchamos a nuestras ideas de lo que es correcto y lo que no, lo que deberíamos hacer y lo que no, y la mente se apodera de nosotr@s. Hacemos desde lo que pensamos que es ético, correcto o lógico desde nuestro punto de vista, y no nos damos cuenta que eso sólo es un pensamiento. Estamos tan identificad@s con nuestro mundo mental, que nos hemos convertido en nuestra forma de pensar y con ello, tratamos de justificar todas nuestras acciones, volviéndonos absolutamente intolerantes con nosotr@s mism@s, con las personas que nos rodean y con las situaciones que la vida nos ofrece.
Si realmente deseamos ser creativ@s, hemos de acceder a la dimensión de la presencia, pues la creatividad se manifiesta desde la dimensión de la no mente, donde un@ puede conectar con ese estado de silencio y quietud interior, donde un@ es un@ con la totalidad y desde ese estado del ser, la mente es capaz de dar forma a esa intuición que surge del interior y entonces, en ese mismo instante, el pensamiento se vuelve creativo y accedemos a la dimensión de la conciencia que es el espacio donde se manifiesta el ser.

 

Sanación en Primavera

15 y 16 de Marzo

“Itaca” Albergue de Salud

Sanación en primavera 

la naturaleza despierta tras el largo invierno y tanto interna como externamente, comienzan cambios a nivel de fluidos, hormonas y células. En Medicina China, se dice que la primavera es regida por el elemento madera y gobernada por el trueno y el viento. El trueno ocasiona cambios rápidos como los rayos y el viento dispersa y completa la acción del trueno, pues su suavidad incita al crecimiento.

La primavera, sin duda, representa el cambio, una renovación cíclica en todos los sentidos, pues la hipófisis estimula el sistema hormonal, provocando todo tipo de emociones y cambios e iniciando un proceso de renacimiento interno.

A nivel físico el hígado y la vesícula biliar se renuevan e influyen en los ojos, músculos, tendones y uñas y a nivel psicológico en estados de crisis internas, ansiedad, agitación, cólera, temblores, sensaciones de indecisión…

 

Este fin de semana vamos a disfrutar de sensaciones inolvidables paseando en la naturaleza, sanándonos con los diversos elementos: la tierra, el agua, los árboles, el viento, aprendiendo diversas técnicas sencillas pero muy prácticas para regular la circulación, nutrir los órganos, energizar el cuerpo a través del Chi kung ( ejercicios energéticos chinos), Tao yin ( ejercicios para flexibilizar la espalda), Tao sanador ( ejercicios para regular el sistema hormonal), técnicas de digitopresión, Chi Nei Tsang ( masaje tailandés de los órganos) y reiki,  que ayudarán al cuerpo a reestablecerse de problemas digestivos, hígado fatigado, vértigos, náuseas, digestiones lentas, alergias, dolores de cabeza, dolores de la menstruación, hemorroides, pesadez de piernas, problemas circulatorios, fatiga crónica… y a nivel psicológico, las flores de Bach, el Eneagrama y el Tarot de los 7 Chakras, nos indicarán el círculo emocional que provoca las disfunciones a nivel físico y psicológico, para poder entender nuestras conductas. Finalmente, las visualizaciones, los sonidos curativos y las meditaciones guiadas, nos ayudarán a equilibrar y armonizar la energía psico-espiritua,l para que nos sintamos plenos de energía y dispuestos a disfrutar y compartir la alegría de nuestro interior. Los cánticos, bailes y risas ayudan a florecer la calidez, la gratitud y la expansión de una energía renovada, joven, libre, sincera y juguetona, para volver de nuevo al dominio de nuestra realidad cotidiana dispuestos a desarrollar nuestra parte más lúdica  y creativa.

Aportación por el curso, alojamiento y pensión de 150€ 

Información y contacto:

www.saluditaca.es

https://casaruralmeditacion.wordpress.com    https://www.facebook.com/itaca.alberguedesalud?ref=tn_tnmn

contacto@saluditaca.es

649 629 077 Olatz              639 154 030 Germán