Formación Mindfulness

Anuncios

DESPERTANDO EN 13 CHAKRAS

 

1 – Chakra Estrella de la Tierra:
Anclar la Consciencia en la Cueva de la Creación
2 – Chakra Raiz:
Vivimos el presente en estado receptivo aceptando las
enseñanzas del camino.
3 – Chakra Sexual:
Conexión íntima con el Ser: Sensualidad de los sentidos y
elevación de la Kundalini.
4 – Chakra del Plexo Solar.
La Esencia de la Vida es el Cambio: observar, aprender y
crecer en Sabiduría.
5 – Chakra del Corazón:
Integrando los opuestos, el Ego sirve al Corazón
despertando la Coherencia y la Satisfacción.
6 – Chakra del Timo:
La Matriz del Alma es energía amor- sabiduría inspirada
en nuestra Verdad.
7 – Chakra de la Garganta:
Anexionándonos al movimiento y transformación del flujo
Cósmico, generamos la expresión coherente de la acción
libre de condicionamientos.
8 – Chakra del 3º Ojo:
La Visión, Sonido y Pulsación del Universo se abren a
nuestra Percepción.
9 – Chakra Coronario:
La Red Neuronal y el Tubo de Luz se activan,
despertando los tubos receptores de luz-consciencia que
nos conectan a la Red de Consciencia Multidimensional.
10 – Chakra Estrella del Alma:
El Espíritu se manifiesta en el cuerpo, llenando nuestras
células de luz Consciente, fusionándonos con nuestro
Espíritu y toda la Galaxia.
11 – Chakra de la Intención Consciente:
Yo soy, lo soy. El mapa que da vida, el pensamiento creador.
12 – Chakra de la Intuición receptiva:
En Aceptación, entendimiento y unificación despierta la
consciencia del Corazón. Expansión del Ser en Vibración
de Amor Incondicional.
13 – Chakra de Unificación:
La Consciencia del Espíritu fluye en Amor y Sabiduría y el Ser
de Luz Despierta.

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DE LOS 13 CHAKRAS

CHAKRA 1: Estrella de la tierra. El grado de consciencia de cada persona, para conectar con la conciencia de la tierra y la misión personal en esta encarnación.

CHAKRA 2: Chakra Raíz. La relación con la tierra, el lugar que cada un@ ocupa en su vida, las vivencias en el útero antes de nacer, la infancia y las primeras relaciones con la familia y los seres con los que se relaciona, la forma en la que cada un@ se afirma: el centramiento, la confianza, la voluntad, la perseverancia, la disciplina o la inseguridad, los miedos internos, la sensación de abandono, las carencias afectivas, la tendencia al autoboicoteo, a la distracción y la inseguridad personal.

CHAKRA 3: Chakra sexual. La capacidad de crear, de sentir las emociones, la intuición, la facilidad o dificultad al integrar las diversas polaridades, tanto propias como las provenientes del árbol genealógico, la capacidad de dar y recibir amor a nivel físico, emocional, mental y espiritual, la voluntad de cambio, la motivación interior, los hábitos, la forma de reaccionar a la sombra personal: el bloqueo, la frustración, la negación, la proyección de la culpa hacia el exterior o la capacidad de aceptar, sentir y dar los pasos necesarios para crear la vida que cada un@ desea vivir.

CHAKRA 4: chakra del plexo solar. La capacidad de comprender las emociones y tomar la propia dirección, la fuerza, las potencialidades, habilidades y dones para actuar desde la convicción interna, la autoconfianza para materializar los deseos personales, la capacidad para afrontar los desafíos de la vida, la madurez para saber pedir y compartir o la falta de seguridad, de atención y convicción, para romper rutinas o apegos, el vacío y agotamiento fruto de bloqueos internos, la falta de disciplina y voluntad, la frustración, la rabia y la ira propios de una falta de centramiento.

CHAKRA 5: Chakra del corazón. La consciencia del amor, el sentido de lo sagrado, la receptividad, el equilibrio interno, la aceptación, la capacidad de amar, de compartir, de dar y recibir, de saber poner un límite de forma respetuosa, de abrazar, de expresar afecto o el miedo al contacto, la falsedad o hipocresía, la ansiedad, el egoísmo, la pena, la cautividad emocional y la infelicidad.

CHAKRA 6: Chakra del Timo. La conexión con el alma, la energía de amor y sabiduría, la capacidad de discernir, la claridad interior para creer en un@ mism@, la facilidad para sanar y transmutar las heridas del ego o la sensación de vivir desde el miedo y el dolor.

CHAKRA 7: Chakra de la garganta.  La capacidad de comunicarse, de sintonizar con lo que acontece, de sentir más allá de las palabras, de seguir la intuición, el ritmo interior y expresar la propia verdad o la timidez, la baja autoestima, el apego a las dependencias, los automatismos, la tendencia a la soledad o el aislamiento.

CHAKRA 8: Chakra del entrecejo. La visión holográfica, la clarividencia, la escucha y la percepción interna, la sabiduría de aceptar y perdonar, la capacidad de imaginar y crear la magia de la vida o la visión obstinada y racional, el enconamiento, la visión egóica, la incredulidad, la repetición de patrones por falta de visión, la torpeza de caer en los prejuicios y rutinas personales

CHAKRA 9: Chakra coronario. La fe, el respeto, la visión espiritual de la vida, la sabiduría interna, la capacidad de conectar con otras dimensiones de consciencia, la sabiduría, la capacidad de vivir plenamente consciente en el presente, la compasión, la vitalidad, la amabilidad, la gracia, la alegría y felicidad interna o la falta de conexión con el propósito espiritual, el apego al Ego, la arrogancia, la imposición, la superficialidad y la apatía.

CHAKRA 10: Chakra estrella del alma. La capacidad de comunicarse conscientemente con el espíritu, la receptividad, la escucha, la intuición, la aceptación, la claridad, la honestidad, el servicio, la entrega, la capacidad de sentir la propia luz y la fuerza para perseverar en el encuentro con la voz interior.

CHAKRA 11: Chakra de la intención consciente. La capacidad de enfocar la conciencia en aquello que cada un@ desee manifestar, el discernimiento, la capacidad de visualizar, concentrarse, sentir, vislumbrar, dirigir el pensamiento y equilibrar el sentimiento, la capacidad para conectarse a recibir la información del espíritu y la consciencia de unidad con el todo.

CHAKRA 12; Chakra de la intuición receptiva. La capacidad de escuchar, ser receptiv@, entrar en el vacío, fluir, desapegarse, confiar, entregarse, disfrutar del instante, integrar los distintos aspectos de un@ mism@, crear armonía, vivir de forma satisfactoria, desarrollar los canales de la telepatía, la clariaudiencia, la clarividencia, la capacidad de percibir el mundo sutil, la capacidad de comunicarse con otras entidades de luz, la compasión, el servicio y la entrega de los dones personales para el desarrollo y la convivencia humana.

CHAKRA 13: Chakra de unificación. La expansión de la consciencia del ser, la unificación de todos los niveles de consciencia, la activación del ADN y de las memorias celulares, el desarrollo del potencial interno, la consciencia de la energía del amor y la sabiduría, la conexión con la consciencia universal y el despertar del ser de luz.

El compromiso de evolución personal propone la integración de nuestra sombra, de manera que podamos desarrollar todas nuestras cualidades y capacidades personales, y para ello, contamos con diversas técnicas de respiración para relajar la mente y el cuerpo, otro tipo de respiración para tomar consciencia de los traumas y dolores personales y otras técnicas de respiración, y recodificación a través de técnicas de visualización, intuición, códigos numéricos y fonéticos, sanaciones y reprogramaciones celulares  y técnicas de meditación para crear nuevos campos de percepción.

En el camino de autoconocimiento y crecimiento personal, partimos de nuestras memorias celulares, para a través de la toma de consciencia,  liberar los bloqueos internos y conectar con nuestra fuerza original y la voz de nuestro interior, despertando a través de nuestra intención y nuestra intuición, a la consciencia del ser en todas sus dimensiones.

MINDFULNESS Y TAI CHI 5, 6, 7 Y 8 DE DICIEMBRE

MINDFULNESS Y TAI CHI

5, 6, 7 Y 8 DE DICIEMBRE

SABADO 5 DICIEMBRE

11,30 a 14,00h   Mindfulness: presencia y consciencia:

                           -Meditación No mente

                          Atención plena:

                         -Ejercicios de enraizamiento

                         -Fortalecimiento de los tendones

                         -Flexibilidad de la espalda

                        -Práctica: Tai Chi en atención plena

14-,00 a 16,00h  Comida

16,00 a 18,00h  Mindfulness: Centramiento interior

                           -Meditación del bambú hueco

                           -Práctica: alcanza tu centro

                            -Chi kung para suelo pélvico,  perineo y centro de gravedad

18,00 a 18,30h  Infusión

18,30 a 21,00h  Práctica de Chi kung y Tai Chi

21,00 a 22,30h Cena

22,30h a ………. Proyección del video Tai Chi de Mantak Chia

DOMINGO 6 DICIEMBRE

  9,00 a 10,00h  Desayuno

10,00 a 11,30h   Mindfulness: centramiento y alineamiento

                          Chi Kung de los 5 elementos para alinear el cuerpo

                           Meditación de la ruta vertebral y los Chakras

11,30 a 12,00h Infusión

12,30 a 14,00h  Práctica del Tai Chi de la estructura interna

14,00 a  16,00h  Comida

16,00 a 18,00h  Mindfulness: actitud corporal, respiración y sensación interna

                          Meditación de la vibración, el sonido y el silencio

                          Práctica del Tai Chi en el jardín de Itaca

18,00 a 18,30h  Infusión

18,30 a 21,00h  Meditación: la sonrisa interior de los órganos

                          Meditación energética de pie: abrazo del árbol

                          Ejercicios de Chi Kung camisa de hierro:

                         Circulación energética del tejido conjuntivo

21,00 a 22,30h Cena

22,30h a ……..  Ritual de la línea de la vida con velas

LUNES 7 DICIEMBRE

  9,00 a 10,00h  Desayuno

10,00 a 14,00h  Excursión A los acantilados de Liendo

                          Mindfulness: la visión interna y externa

                          Práctica Tai Chi de la estructura integrada

14,00 a 16,00h   Comida

16,00 a 18,00h  Sonidos curativos de órganos y chakras

                          Tao Yin para fortalecer la espalda

                          Tan Tien Chi Kung del suelo pélvico

18,00 a 18,30h   Infusión

18,30 a 21,00h   Tai Chi Chi Kung

                           Meditación de la Órbita Microcósmica

21,00 a 22,30h  Cena

22,30h a …….   Baile

MARTES 8 DICIEMBRE

  9,00 a 10,00h   Desayuno    

10,00 a 14,00h   Excursión a la Ballena de Oriñón

                           Mindfulness: ritmo interior y acción consciente

                          Caminar como meditación

                          Los pies y el sostén del cuerpo

                           La pelvis como pivote

                           La caja torácica como instrumento de expansión

                           La cabeza como antena

                           Equilibrar los hemisferios cerebrales

                          El ritmo interior: el equilibrio del Yin y el Yang

                         Automasaje Chi

                        Tai Chi Chi Kung

14,00h a ……    Comida, sobremesa y despedida

Nota: no es necesario tener conocimiento de los temas a tratar

Aportación por el taller, alojamiento y pensión completa de 320€

INFORMACIÖN Y RESERVAS:

contacto@saluditaca.es 

649 629 077 Olatz  639 154 030 Germán

Cultivando la energía sexual

CULTIVANDO LA ENERGÍA SEXUAL

 

LA SEXUALIDAD Y LAS EMOCIONES

 

El área pélvica es el pivote del cuerpo que dirige el flujo de energía vital en dos direcciones. Una ascendente que envía la fuente de vitalidad en dirección al corazón, la cabeza y hacia la energía del cielo, conectándonos con la energía del universo y otra corriente descendente que activa la energía de la fuente vital, conectando con la energía vital y sexual, para vincularnos por medio de nuestras piernas y pies a la tierra.

A través de la pelvis salimos a la luz del día y comienza nuestra vida. Desde el lugar sagrado del sacro, caderas, vientre y pelvis, nacemos al mundo y descubrimos nuestra misión en la vida.

Esta zona del cuerpo refleja el área donde se produce la alquimia del cuerpo. Físicamente, damos origen a una nueva vida y psicológica y mentalmente, creamos nuevos movimientos internos y con ello, nuevas ideas y proyectos mentales.

La pelvis expresa la dualidad y la polaridad. El yo y el otro, la comunicación interior y exterior.

A través de la pelvis, cada un@ toma contacto consigo mism@ y expresa su energía en el mundo exterior, manifestando vía las piernas y los pies, la decisión de cada un@, la actitud, el sentimiento y la visión propia del mundo.

La mitad inferior del cuerpo hace referencia a los aspectos privados de cada un@ y la mitad superior, expresa la comunicación a través de ideas y actos de las emociones y sentimientos internos hacia el exterior.

En la zona del vientre se originan las intuiciones, sensaciones, pasiones y emociones que nos conectan a la tierra, las cuales se expresan a través de la comunicación con la tierra, la intuición corporal, la sensualidad y la sexualidad. Otras emociones en cambio, también se originan en el bajo vientre, pero ascienden hacia el pecho y el corazón expresando los sentimientos desde los brazos, manos, cara, boca y ojos hacia el exterior.

La zona del bajo vientre y la pelvis, es el área por medio del cual podemos compartir la sexualidad y expresarlo en amor y también, descargar la rabia y el miedo, a través del aparato excretor.

En el aspecto psicológico, la zona superior de la espalda está relacionada con las exigencias externas, el deber y la culpabilidad y la zona de la pelvis hacia abajo, representa las fuerzas emocionales, los sentimientos sexuales y la capacidad de autocontrol y afirmación asertiva en la vida. De este modo, si la pelvis y la parte inferior de la espalda están de alguna manera bloqueados, la persona vivirá en una diversidad de emociones, conflictos y necesidades psicosomáticas y tenderá a actuar de forma compulsiva, ansiosa, impaciente e irritable, con una clara tendencia a estresarse en su vida cotidiana.

Desde la infancia, las personas han aprendido a negar, evadir o tergiversar sus emociones, limitando su expresión a través de la aceptación de las normas, la activación de la inhibición, el miedo y la inseguridad interna.

La pelvis representa la propia seguridad en la vida personal y la expresión de sí mism@. La capacidad para aceptar lo que la vida nos depara, admitiendo los hechos y las diversas circunstancias que se nos presentan. En esta región se alojan la energía vital, la sexualidad, las necesidades básicas de supervivencia, la coordinación física, los intereses materiales y la capacidad para llevar a cabo los proyectos personales.

El dolor en la pelvis y la zona baja de la espalda psicológicamente suele estar relacionado con los sentimientos de miedo, inseguridad, conflictos sexuales, resentimiento hacia los demás, dificultad de compartir, sensación de falta de seguridad y autoestima, miedo a la vejez y la muerte y la falta de vitalidad.

En la zona de la cabeza reside el centro de control y en la de la pelvis el de la entrega. El control conlleva un estado de tensión interna y de dependencia hacia los estímulos externos. La cabeza busca continuamente y se alimenta de estímulos que provienen de fuera. Mira, observa, hace juicios, valora, compara, decide…La entrega en cambio, está relacionada con soltarse, relajar y dejarse ir. Es totalmente receptiva y la pelvis es el receptáculo de creación que se relaciona con los aspectos instintivos, intuitivos y emocionales. De la capacidad de cada cual depende el equilibrio entre el control y la entrega, y hoy en día, el dejar de controlar suele confundirse con perder el control y la entrega con la sumisión. Por eso, a veces, resulta difícil encontrar el punto de equilibrio que nos otorga la posibilidad de observar, sentir y dar una respuesta.

En la expresión de nuestra sexualidad, también se reflejan, como en cualquier otro acto, las actitudes emocionales internas adoptadas por cada persona. El conjunto de actitudes y conductas expresadas, muestran el tipo de personalidad que la persona ha desarrollado. Así, el conflicto entre control y entrega, se refleja en una dificultad en dejarse fluir y encontrar cada un@ su propia flexibilidad, su capacidad de entrega, su compromiso, su deseo, su placer, su iniciativa para explorar su sensualidad y sexualidad, su independencia y su propia identidad.

Fisiológicamente, el control de sí mism@ comienza con el entrenamiento de la higiene. El músculo del esfinter anal empieza a funcionar desde los 18 hasta los 24 meses de nuestra vida. Ignorando este dato, muchas veces exigimos a los/las hij@s retener sus excrementos antes de estar físicamente preparados, lo cual origina que muchos músculos de la pelvis y los muslos se contraigan. Esta contracción física mentalmente se asocia con el miedo a cometer errores y así, se genera un patrón de conducta que se repetirá posteriormente en todas las situaciones que requieran control de si mism@.

Los sentimientos funcionan por ciclos. Cada ciclo empieza con la percepción interna de una sensación que conecta con nuestro estado de ánimo y los recuerdos del inconsciente. Si la persona consigue ser consciente del movimiento energético interno y de la activación de viejos patrones sentimentales y emocionales que ello despierta, puede expresar sus sentimientos hacia el exterior generando así el propio sistema de limpieza y permitiendo el desarrollo de la consciencia, pero si ese sentimiento no se expresa hacia el exterior, la carga emocional se convierte en un desecho energético ,que va acumulándose en el cuerpo físico en forma de rigidez, tensión, dolores, molestias y enfermedades y en el cuerpo emocional, en forma de enfermedades mentales.

Las emociones siempre buscan su expresión y si son obstruidas por algún mecanismo de defensa o ciertas actitudes que cada un@ adopte, se expresarán en forma de tensión interna, dolor o enfermedad física o mental.

Muchos de los conflictos internos se originan en la dualidad de cómo es cada un@ y cómo le gustaría o espera ser.

En la pelvis hay dos regiones:

La región anal, donde está la fuente de vitalidad; el perineo: el lugar donde nacen los dos meridianos o caminos principales de energía, el de la energía masculina y la femenina, el yin y el yang, que fluirán a través de la columna para nutrir energética, mental, emocional y físicamente los 7 chakras o centros energéticos del cuerpo y sus correspondencias fisiológicas.

La región genital está en relación con la expresión de la sexualidad y las relaciones interpersonales.

Físicamente, la pelvis es el lugar donde se asienta todo el cuerpo. Allí se establecen las conexiones básicas hacia la zona inferior, las piernas y los pies, y hacia la superior el sacro, la médula espinal y el torso, y psicológicamente, es la morada de las sensaciones, emociones, deseos, instintos y la energía sexual. Su función consiste en mantener y revitalizar el cuerpo y sus órganos.

La pelvis protege los órganos, conecta la espalda con las piernas, es la pieza básica para caminar, enlaza la zona superior e inferior del cuerpo y contiene nuestro centro de gravedad.

En el área de la pelvis se genera la energía sexual. Es el lugar de la fuente de nuestra energía vital y un manantial para fortalecer el sistema inmunitario y conservar nuestra salud. Si la pelvis está en buena salud el cuerpo se sentirá vital. Si en cambio, la pelvis está inclinada hacia delante o atrás, la parte superior del cuerpo y las piernas, tendrán que hacer su compensación.

Cuando la cavidad pélvica no está en equilibrio y la pelvis se inclina hacia delante y hacia abajo, la parte inferior de la espalda se curva demasiado, eso afecta a su centro energético y produce una intensificación de la energía sexual, suele haber una tendencia a la obsesión sexual y a la vez, una dificultad para disfrutar una verdadera satisfacción sexual y su consiguiente relajación. La persona será sensual y orientada hacia sus sentimientos, pero a la vez, ese sobrepeso en la zona del vientre, le conectará con la sensación de inseguridad en su caminar y por lo tanto, tensionará la zona superior de su cuerpo para compensar, lo cual provocará problemas en su expresión hacia el mundo exterior.

Cuando la pelvis se inclina hacia arriba, la zona lumbar y las nalgas se meten hacia adentro y las piernas se vuelven rígidas. Esta postura provoca una inhibición de los sentimientos de todo tipo y también de los sexuales, que se compensan en una mente rápida, que dirige la energía al proceso del razonamiento y la expresión mental. Las piernas y pelvis suelen estar poco desarrolladas y al tener una energía de base baja, la energía sexual y de afirmación vital no fluye con soltura.

También puede haber un bloqueo a nivel de las nalgas. Cuando los glúteos están continuamente tensos, la energía se bloquea, creando una tensión en la zona anal y genital. Esto conlleva a su vez, a un bloqueo en la expresión de los sentimientos y una dificultad en las relaciones interpersonales, ya que la persona tenderá asiduamente a controlar, obstaculizando por inseguridad personal, el fluir de sus sentimientos y emociones.

La pelvis nos proporciona equilibrio y estabilidad para, dejar fluir los sentimientos desde una dirección interna hacia la expresión del ser de cada un@, con sus conflictos y sus estados de plenitud interna en su trayectoria personal. Cada un@ avanza en la vida desde el centro de gravedad hacia el mundo y hacia sí mism@, acercándose a su propio mundo interno.

La pelvis es el lugar donde se asienta la energía vital y los genitales son el área donde se origina la energía sexual.

condensado en materia para ayudarnos a evolucionar. La salud sexual de cada cual se relaciona con su salud física, mental y emocional. Si la persona se siente sexualmente reprimida, internamente es posible que sienta la sensación de no disfrutar de la vida ni ser libre, porque entregarse a los sentimientos del sexo, significa liberar las emociones acumuladas en el vientre y la pelvis.

El vientre es la región de las sensaciones sexuales, y las sensaciones y respuestas sexuales, son la expresión de nuestro propio ser.